Isabel Pérez del Pulgar

La evolución creativa ha sido un largo recorrido desde los inicios dentro de la formación clásica pictórica hasta tomar la performance y el vídeo como lenguajes expresivos, sin por ello abandonar cualquier otra disciplina que apoye el trabajo.

Las obras son concebidas como un fresco continuo, dividido en series y proyectos autónomos.

Conceptualmente es un recorrido interior marcado por la propia experiencia vital. Una búsqueda de conocimiento desde uno en el otro con intención de indagar en la naturaleza humana y más concretamente, en la naturaleza femenina. Bajo la visión de realidades fracturadas a modo de espejos en los que se refleja la imagen subjetiva. Subjetividad dependiente de la percepción individual, de la propia naturaleza frágil y efímera de la estructura orgánica que arma el cuerpo y la comunicación establecida de manera directa con la conciencia. El cuerpo sometido a tensiones contradictorias y enfrentadas entre una realidad que lo construye como elemento productivo y consumista y la propia conciencia y creencia de lo que se es como ser humano relacionado con el entorno.